martes, 6 de diciembre de 2016

RELLENA ESTE CUESTIONARIO

Participa en un trabajo universitario sobre el vínculo entre humanos perros y gatos. Compílalo y difúndelo entre tus colegas, tus compañeros de trabajo, tu familia... SOLO TE LLEVARÁ 5 MINUTOS. Es anónimo, necesitamos respuestas de persona que no sean sólo del mundillo animalista. Muchas gracias por tu colaboración.

https://goo.gl/forms/5ruNlw044JWf7LHf1

jueves, 7 de julio de 2016

LA LLEI ANGLESA CONTRA LES RACES PERILLOSES 25 ANYS RESULTATS MOLT DEFICIENTS

 Dangerous dogs (pit bull types) : Section 1 & 4B Dangerous Dogs Act 1991
For the first time in England & Wales, the Dangerous Dogs Act 1991 proscribed certain types of dog so that owners only had a limited period of time to make possession of them lawful. That time limit has expired. This law applies to the following types:-
Pit Bull Terrier
Japanese Tosa
Dogo Argentino
Fila Braziliero
The type of dog that has most commonly been the subject of cases has been the pit bull terrier. Possessing an unregistered pit bull terrier type dog is unlawful and if you have such a dog you are committing a criminal offence. If you think you have an unregistered pit bull type dog, it cannot be voluntarily registered (ie. at present there is no application you can make to register your dog).
However, even if you have an unregistered pit bull terrier type dog, you have a reasonable chance of avoiding a destruction order being made. You must prove to a Court that your dog is not a danger to public safety in proceedings brought against you (usually by the Police, but may be brought by a Council. Throughout this advice-note we shall only refer to the Police as they are most likely to bring a case).
As at February 2015, there were 3,010 dogs that are exempted from the prohibition ie. have been registered on the Index of Exempted Dogs. This represents nearly a quadrupling since 2010.
To establish whether your dog might be unlawful:-
(a) Have a look at the DEFRA guidance on identification of unlawful dogs to see if your dog might fall under the definition of a pit bull type (via the links page on this site – see ‘DEFRA guidance on prohibited dogs’) as this may provide you with preliminary assistance                                                                                                                          (b) Ask your local Dog Legislation Officer to do an assessment nb if they believe that the dog is unlawful it is highly likely that the dog will be seized.
(c) Take your dog to your vet to ask for an opinion of the dog’s type NB Not all vets are sufficiently familiar with this complicated area of identification, so you may be referred to someone else. (There are also some show judges, and others, who have expertise on this issue but we have suggested your vet as the first person to speak to for the sake of convenience).
If the Police believe that your dog is a pit bull type, there is a likelihood that your dog will be seized and may remain in a Police appointed kennel until the case is concluded. It is possible that the Police may allow the dog to be released subject to the conditions of the Interim Exemption Scheme (‘bail’) although this is entirely at their discretion.
  1. The Police will have your dog examined by their experts and if they conclude that your dog is a pit bull terrier type:-
    (a) You will probably be prosecuted under Section 1 of the Dangerous Dogs Act 1991. At Court, unless you can prove that your dog isn’t a pit bull terrier type dog you will be convicted. Provided you qualify on financial grounds, you are likely to be granted Legal Aid (a representation order), which means that public funding will pay for your dog to be examined by experts of your Solicitor’s choosing. Although the Act gives a maximum penalty of 6 months prison, but the most likely sentence is that you will be fined (or given a conditional discharge) and ordered to pay costs. In theory you could be disqualified from having custody of a dog, but this is very rare. There is an appeal available to the Crown Court.
    (b) As an alternative to using the criminal provisions in Section 1, the Police may use the civil provisions in Section 4B:-
    * It is commenced by ‘application’ ie not by complaint or information
    * There is unlikely to be legal aid available – this is a major problem and is likely to prevent most owners from being able to present a defence
    * It can be argued that there is no presumption that the dog is a pit bull type (so unless you admit the case the Police will probably have to prove their case on the balance of probabilities)
    * The Court does not have the power to impose any orders against you (ie. no prison, no fine and no costs – except for kennelling fees pending destruction)
  2. As to your dog, (if the case is proven under either Section 1 or Section 4B) you will need to prove that it would not constitute a danger to public safety, and if you can, the Court may allow it to be registered (otherwise it must be destroyed). You will have to pay for the registration fee, the insurance, the neutering, microchipping and insurance. The dog will not be returned to you until all this is completed. Please remember that once the dog is returned then other conditions must also be complied with (see below).
Frequently Asked Questions
Q. What is a pit bull terrier type dog
A. Section 1 and 4B of the Dangerous Dogs Act 1991 relate to dogs of the type known as the pit bull terrier. The High Court has decided that for a dog to be a pit bull type, it must have a substantial number of the physical characteristics of a pit bull terrier. These characteristics are listed in a number of places, and probably the most comprehensive (and that generally relied on by Courts) is the American Dog Breeders Association’s Basis of Conformation for the American Pit Bull Terrier. This is a functional standard which describes the ideal, and so the dog does not have to conform in every detail to be regarded as a pit bull type. DEFRA has produced guidance which summarises some of the physical aspects of a pit bull terrier (see ‘DEFRA guidance on prohibited dogs’ which can be accessed via the links page on this site)
Q. But I have a dog with a nice temperament. Surely this can’t be regarded as a pit bull type
A. The High Court has ruled that the behaviour of a dog is relevant but not conclusive when determining whether a dog is a pit bull type
Q. Surely there is a DNA test that can be used
A. Not at present. In any event, the legal test is predominantly on the basis of physical conformation so it isn’t just about the breeding but is about what the dog looks like.
Q. Doesn’t the law just apply to pure bred pit bulls
A. No. Cross-breeds and mongrels could be regarded as pit bull types depending on their physical conformation.
Q. How does the prosecution prove their case
A. In a case under Section 1 the burden of proof is on the dog owner to prove that the dog isn’t a pit bull type (but in a 4B case where the burden of proof will probably be on the Police to prove that your dog is a pit bull type). This reversal of the usual burden of proof in a Section 1 case has been challenged in the European Court, but has been found to be lawful. It is therefore very difficult to successfully defend a case. The evidence is likely to be given by experts.
Q. Can a pit bull type dog ever be lawfully owned
A. Owners were given a short period of time to have their dogs registered onto the Index of Exempted Dogs, but this form of voluntary registration ended in 1991. Since 1997 the law has been slightly relaxed, so that the Court may allow the dog to be registered (and all of the other conditions must be complied with) but only if the owner can prove that the dog would not constitute a danger to public safety. If this cannot be proven then the Court must order that the dog be destroyed.
Q. What are the conditions of owning a pit bull type apart from having the dog registered
A. The dog has to be neutered, microchipped and insured.
It must be kept in secure conditions to prevent it from escaping.
If the address where the dog is kept changes for more than 30 days you must notify the Index. The registered keeper must be a natural person. The registered keeper must have the dog residing with them except for up to 30 days in any 12 months. Keepership cannot change unless (i) the registered keeper dies, or (ii) the registered keeper is so seriously ill they cannot look after the dog.
You must notify the Index if the dog dies or is exported.
Also, no person shall:-
  • Breed, or breed from, the dog
  • Sell or exchange the dog or offer, advertise or expose the dog for sale or exchange
  • Make or offer to make a gift of the dog or advertise or expose the dog as a gift
  • Allow the dog to be in a public place without being muzzled and kept on a lead
  • Abandon the dog or allow it to stray
Q. What would happen if any of the conditions are breached after a dog has been registered
A.The dog would then become non-exempted and so it is a criminal offence and in addition to penalties for the Defendant there is a presumption that the dog shall be destroyed

http://doglaw.co.uk/index.php/dangerous-act-1991/

martes, 7 de junio de 2016

QUALSEVOL LEGISLACIÓ QUE ES BASI EN RAÇA, NO EN COMPORTAMENT ÉS ERRÒNIA

Com comenten experts del Regne Unit Consultats sobre la qüestió de la normativa de les races potencialment perilloses queda clar que una raça, ni una base genètica té tan pes sobre la perillositat d'un animal com el tipus de educació que ha rebut. Totes els legisladors han de posar-se d'acord amb experts canins per tal de veure quines mesures podrien adoptar-se per evitar l'increment de problemes derivats d'un mal comportament continuat o puntual envers un gos. Cap gos neix amb ganes de fer mal ( sempre cal descartar una malaltia de base) i és només com a conseqüència d'un aprenentatge induït o en defensa pròpia que un gos ataca. La majoria de mossegades que es registren no pertanyen a gossos de complexió forta, però òbviament és la gravetat de les mateixes les que acostumen a afavorir un cert ressò mediàtic.
https://www.dogstrust.org.uk/whats-happening/issues-campaigns/dangerous-dogs/dangerous-dogs-now

martes, 12 de abril de 2016

SIN UNA LEY ADECUADA Y UNA EDUCACIÓN APROPIADA TODO SOMOS VÍCTIMAS

Expertos ingleses explican que el posible incremento de mordiscos y accidentes en los que está involucrado uno o más perros, por un lado demuestra la importancia de una educación temprana tanto de los cachorros como de los niños y, por otro, la necesidad de replantear la legislación. Las entidades llevamos años clamando por que la ley tome un enfoque que proteja  los animales de unos malos propietarios y fomente una tenencia responsable que implique también cuidar apropiadamente de los más vulnerables sean de la especie que sean.
La ley que estigmatiza unas razas no ha mostrado una limitación efectiva de los episodios de agresividad, incluso han podido estimular la tenencia y el tráfico clandestino de animales entre colectivos ya familiarizados con formas de marginalidad y desafío a la cordial convivencia.
Otro factor que sin duda contribuye al aumento de las agresiones es el maltrato preconizado desde programas televisivos sin ningún crédito científico pero de alto impacto en un población mayoritaria.
Como se ha constatado por investigadores de la universidad Autónoma de Barcelona existe una correlación entre el estilo educativo del perro y la voluntad de dominacia social. Cuanto menos seguro se está de uno mismo, menos capacidad empática y reflexiva se tiene, más se tiende a optar por el modelo de castigo y punición y por tanto estimular una respuesta reactiva y negativa frente a situaciones donde no se ejerce un control total. El viejo dicho de violencia engendra violencia cobra un sentido pleno entre aquellos individuos que usan a un perro de complexión fuerte (principalmente pero no sólo) como una extensión de su necesidad de destacar, hacerse respetar o incluso conseguir una atención negativa dentro de un entorno que le resulta hostil.
Lamentamos enormemente que seres vulnerables atrapados en cuerpos poderosos sean el dúctil material con el que algunos tejen sus ganas de violencia.

http://www.theguardian.com/uk-news/2015/may/28/hospital-admissions-for-injuries-caused-by-dogs-up-76-over-past-10-years

jueves, 7 de abril de 2016

DOGS TRUST PROPONE CAMBIOS EN LA LEY DE PPP'S INGLESA


Dogs Trust vendría a ser una ONG de enorme poder e influencia en Inglaterra y fuera de ella. Llevan década trabajando de manera muy seria por el bienestar canino.  Respecto a la legislación que rige a los PPP's ellos llevan tiempo reclamando cuatro puntos fundamentales que deberían extrapolarse a nuestra normativa local.
Hay que revisar la ley vigente cambiando algunos aspectos e incorporando lo siguiente:
  • Una legislación clara y específica orientada a identificar y manejar a los propietarios que han mostrado negligencias evidentes en lo relativo al control de sus propios perros.
  • Una ley consistente que unifique los criterios de bienestar animal y control y seguridad de los mismos, que sea asequible no sólo a los propietarios, si no a los agentes que deben hacer cumplir las noramtivas.
  • La introducción de sanciones apropiadas para los dueños irresponsables de perros que incluyan medidas preventivas de accidentes mediante la ejemplaridad de las multas por falta de atención y control sobre el propio perro.
  • Una nueva legislación que elimine la estigmatizar de ciertas razas.


Dogs Trust is calling for a complete review of existing dog legislation and would welcome:
  • Clear, targeted legislation to identify and deal with those owners who fail to take appropriate action to control their dogs
  • A robust new law bringing together the many existing disparate threads of dog control and welfare legislation to simplify matters for both dog owners and enforcers
  • An introduction of appropriate penalties for irresponsible dog owners and legislation that contains preventative measures to raise awareness of the penalties that they could face for failing to control their dog and provide clarity for those implementing the law
  • Any new legislation to move away from the stereotyping for certain breeds

miércoles, 23 de marzo de 2016

WEAPONDOG: EL PERRO COMO ARMA

En el entorno anglosajón se usa la expresión Weapon Dog para señalar la intención disuasoria o de ataque de las personas que han entrenado a su perro como guardián o defensa. No está recogido oficialmente pero está claro que las agencias de seguridad y algunos descerebrados se valen de un compañero canino para infundirse el valor y la protección que deberían poseer por sí mismos.

lunes, 14 de marzo de 2016

REQUIEM PEL TORO

El Toro era un gos tossut -com li tocava per raça- però noble. Va aconseguir guanyar-se el carinyo de tothom qui va tenir, de vegades l'obligació i, sempre la sort de passejar amb ell. La seva evolució, buscant minimitzar el estrès i la dificultat d'adaptació al CAAC, havia estat molt bona. Treballant amb coneixements, confiança i bones formes els gossos reaccionen molt positivament (excepte amb una malaltia psicocognitiva idiopàtica o esdevinguda per maltractaments molt greus). Al començament no tothom va comprendre el Toro però si que va arrossegar un grup de "fans" que el volien i que no l'oblidaran.
Sembla que li ha fallat de nou la salut, aquesta vegada per sempre. Lamentem la seva mort, com lamentem la mort i les estades eternes de tots i cadascun dels gossos que han vist passar la vida darrera d'unes reixes injustes. Pel Toro i per tos els animals siguin o no GPP's em d'aconseguir ver visibles els invisibles i que trobin la seva veritable llar.

domingo, 13 de marzo de 2016

DEMOCRATITZACIÓ DE LES ACTIVITATS I DE LES OPORTUNITATS:

El nombre d'adopcions de gats i gossos a la gossera de Barcelona podria ser mes gran. No es un equipament prou conegut -si ho fa, malauradament- no ho és pel seu prestigi. Està en una zona fosca de la muntanya de Collserola, poc a l'abast, amb horari a contra mà, participa de tots els vicis dels establiments de meitat de segle passat. Sembla que totes les expectatives es posen en la construcció d'un nou centre que mai arriba, els successius pegats i munts de paper mullat sembla que impedeixen també fer millores en la gestió. 
En aquest context un grup de voluntaris va demanar verbal i per escrit als responsables poder baixar algun resident del CAAC a donar-se a conèixer per la ciutadania. Amb una armilla identificativa i la seriositat de voluntaris experts gossos i passejants van gaudir de la trobada. Tant és així que d'aquella primera sortida per Gràcia (un barri concorregut i vital com pocs) n'ha sortit la primera adopció. Que fos un GPP i que s'exigís una sèrie de requisits legals extra per la seva tinença no ha estat prou per frustrar aquest amor amb els voluntaris com a "cupidos". Per algun motiu inexplicable -al menys racionalment- des de les diverses coordinacions, i sense explicacions, aquesta activitat no s'ha pogut tornar a fer. 
Presumptament altres persones baixen de la muntanya gossos a llocs divertits però inhòspits on ni els locals i molt menys possibles adoptants passen la tarde del dissabte. Què volem denunciar doncs? Que des de instàncies difuses s'està negant a que persones amb iniciativa i èxit provat esmercin el seu talent buscant a gossos desafortunats la ben merescuda llar. Per que no es el mateix sortir per sortir que sortir per trobar família. Tal fita hauria de ser l'interès de tots malgrat només sembla estar a l'abast de persones de l'associació de Gpp's i l'AVDA. Que un nombre ampli i capacitat de voluntaris participi d'una activitat que culmini amb adopcions hauria de ser un costum i no una raresa. El lideratge i el seny convida a generar caliu, justícia i equitat no a aïllar, menystenir i promoure "castes" entre persones individuals i agrupaments.
Volem propiciar noves trobades, volem ajudar el CAAC, volem que tot vagi millor però per això necessitem col.laboració que entenem que se'ns està negant. Volem, sabem, per què no se'ns permet?
FOTOS DE LA SASHA FELIÇMENT ADOPTADA GRÀCIES A LA SORTIDA DE GRÀCIA! 
NO HI HA MES RECOMPENSA QUE LA FELICITAT DE QUI HO MEREIX!!!




LA LEY GINEBRINA SOBRE RAZAS PELIGROSAS (EN FRANCÉS)

LAS RAZAS PELIGROSAS:
Los perros peligrosos ( para las autoridades del cantón Suizo) deben ir siempre atados y con bozal. Además para poseerlos hay que cumplir con unos requisitos especiales.
Las razas llamadas de ataque o identificadas como peligrosas así como sus cruces están prohibidos. 
Por otro lado los perros que cuentan con una autorización de posesión (carta azul) están exentos de esta prohibición pero deben acreditar:
  •  Haber superado un test de dominio y comportamiento (TMC) que evalua el comportamiento de los perros y  la capacidad de la persona que lo lleva para controlarlo en cualquier circunstancia.
  • Todos han sido esterilizados o castrados a los 7 meses, salvo excepciones acreditadas por veterinarios.
  • No liberarlos ni quitarles el bozal fuera de los espacios indicados.
  • No cohabitar con otro perro en la vivienda del propietario salvo excepciones.

Races dangereuses

Les chiens dangereux doivent être tenus en laisse et porter une muselière en permanence. Leur détention est soumise à des conditions spéciales.
Les chiens appartenant à des races dites d'attaque ou jugées dangereuses ainsi que les croisements issus de l'une de ces races, sont interdits sur le territoire du canton. Cette interdiction concerne tout chien listé et arrivé à Genève après le 24.02.2008 ou listé et inconnu du Service cantonal des affaires vétérinaires (SCAV) avant cette date. La liste des races concernées figure à l'article 17 du Règlement d'application de la loi sur les chiens (RChiens).

Chiens listés au bénéfice d'une autorisation

Les chiens au bénéfice d'une autorisation de détention (carte bleue) ne sont pas visés par cette interdiction, mais sont soumis à une réglementation spéciale. Ils doivent notamment:
  • passer un test de maîtrise et de comportement (TMC) qui évalue le comportement des chiens et la capacité de leur détenteur à les maîtriser en toutes circonstances;
  • être castrés ou stérilisés dès l'âge de 7 mois, sauf demande de dérogation dûment motivée par le vétérinaire praticien et évaluée par le Service cantonal des affaires vétérinaires (SCAV);
  • être tenus en laisse et porter une muselière en permanence, sur l'ensemble du territoire, y compris dans les espaces de liberté pour chiens, et ce dès la sortie du domicile;
  • ne pas cohabiter avec un autre chien dans le ménage du détenteur, sauf dérogation.








En font partie les chiens suivants :

a) Am'staff;
b) Boerbull;
c) Cane corso;
d) Dogue argentin;
e) Fila brasileiro;
f) Mastiff;
g) Mâtin espagnol;
h) Mâtin napolitain;
i) Pitbull;
j) Presa canario;
k) Rottweiler;
l) Tosa;
m) Dogue de Bordeaux;
n) Bullmastiff;
o) Thaï Ridgeback Dog.
3 Le Conseil d'Etat peut modifier cette liste sur proposition du service et après consultation de la commission, en fonction de l'évolution de la classification cynologique et des relevés de morsures.

 http://www.ge.ch/legislation/rsg/f/s/rsg_m3_45p01.html

domingo, 28 de febrero de 2016

NORMATIVA ITALIANA DE RACES PERILLOSES

A los individuos de las siguientes razas y a sus cruces se les pide ir atados y con bozal en la via pública y en el tranporte colectivo.

La lista previgente citava le seguenti razze, per le quali (comprendendo anche i relativi incroci) si prevedeva l'obbligo di guinzaglio e museruola quando venissero condotte in luoghi pubblici e/o su mezzi di trasporto pubblico:
 Ordinanza del 12 dicembre 2006, "Tutela dell'incolumità pubblica dall'aggressione di cani", pubblicata sulla Gazzetta Ufficiale n. 10 del 13 gennaio 2007
 

ARTÍCULO MUY RECOMENDADO

http://www.deperros.org/razas/p/resultados-leyes-razas-peligrosas.html


Más allá de las especulaciones y argumentos a favor y en contra de las leyes específicas para razas peligrosas, lo importante es ver si dichas leyes cumplen su propósito.
Evaluar esto debiera ser sencillo en la actualidad, ya que la legislación específica para razas peligrosas está vigente en varias ciudades del mundo desde hace varios años. Entonces, bastaría con ver si la cantidad de ataques de perros ha disminuido desde la aplicación de las leyes.
Cuando se han hecho seguimientos y estudios científicos de la eficacia de estas leyes, se ha encontrado que las mismas no disminuyen la tasa de ataques de perros. Es decir que no sirven.
En países tan distintos entre sí como España, Italia, Gran Bretaña, Holanda, Canadá y Estados Unidos se ha visto que las tasas de ataques de perros a personas no ha disminuido después de implementar leyes que prohíben o condicionan la tenencia de una o unas pocas razas consideradas peligrosas.
En consideración de esos datos, Italia y Holanda han abolido las leyes contra razas consideradas peligrosas y han implementado leyes que responsabilizan a los propietarios por las conductas de sus perros, sean de la raza que sean. También han implementado programas educativos que promueven maneras seguras de interactuar con los perros.
Por otro lado, la ciudad canadiense de Calgary ha logrado disminuir los ataques de perros de manera considerable sin implementar leyes contra ninguna raza. Esa ciudad logró reducir las mordidas de perros de 621 en 1985 a 102 en 2010. Esto se logró mediante un programa educativo que promueve el adiestramiento canino y la tenencia responsable de perros, además de leyes que sancionan la tenencia irresponsable sin importar de qué raza se trate.
A pesar de los fracasos evidentes de la legislación específica para razas peligrosas y del éxito de sistemas que promueven la tenencia responsable y sancionan la tenencia irresponsable, las leyes que prohíben determinadas razas siguen vigentes en muchas partes del mundo.
Lastimosamente, la negación de los datos solamente brinda chivos expiatorios, generalmente los perros pitbull, e impide encontrar una solución real al problema de los ataques de perros.
Estudios científicos que muestran la ineficacia de las leyes para razas peligrosas
La mayoría de los estudios científicos sobre este tema muestra que no sirve de nada prohibir o condicionar la tenencia de algunas razas consideradas peligrosas. Al mismo tiempo, muchos de estos estudios muestran que los factores más relacionados con los ataques de perros son la reducida socialización, experiencia temprana, herencia, adiestramiento, sexo y estado reproductivo.
Entre los estudios más representativos se encuentran los siguientes:
Los autores investigaron la eficacia de la normativa sobre perros peligrosos implementada en 1991 en el Reino Unido. Entre sus conclusiones se encuentran que las razas consideradas peligrosas por la ley solamente contribuyen a una pequeña proporción de mordidas. Además, concluyen que la ley no tiene mayor impacto en la tasa de mordidas de perros y que no sirve de mucho para proteger a la gente.
2. Collier, S., 2006. Breed-specific legislation and the pit bull terrier: Are the laws justified? Journal of Veterinary Behavior 1, 17-22.
En este artículo el autor hace una revisión histórica de datos y leyes que prohíben la tenencia de perros pitbull, concentrándose en la situación australiana. El artículo muestra que las leyes contra razas específicas no pueden solucionar el problema de los ataques caninos y que la participación del pitbull en estos ataques es muy baja.
3. Rosado, B., García-Belenguer, S., León, M. Palacio, J., 2007. Spanish dangerous animals act: Effect on the epidemiology of dog bites. Journal of Veterinary Behavior 2, 166-174.
En este estudio los autores demuestran que la normativa española que condiciona la tenencia de ciertas razas (RD 287/2002) no tuvo mayor efecto en la epidemiología de las mordeduras de perros.
Este estudio también encontró que las razas consideradas peligrosas por la ley (Staffordshire bull terrier, American Staffordshire terrier, rottweiler, dogo argentino, fila brasilero, tosa inu y akita inu) estuvieron involucradas en un porcentaje bajo de ataques, tanto antes como después de la implementación de la norma. Además, encontró que la tasa de ataques de perros en áreas rurales poco pobladas es mayor que en áreas urbanas densamente pobladas.
4. Ott, S.A., Schalke, E., von Gaertner, A.M., Hackbarth, H., 2007. Is there a difference? Comparison of golden retrievers and dogs affected by breed-specific legislation regarding aggressive behavior. Journal of Veterinary Behavior 3, 134 - 140.
Entre 2000 y 2002 se impusieron normativas específicas para algunas razas de perros en Baja Sajonia, Alemania. Los perros de determinadas razas debían pasar un test estandarizado de temperamento para no ser considerados peligrosos por la ley.
Los autores de este estudio sometieron a un grupo de perros golden retriever, que no son considerados peligrosos por la ley, al mismo test de temperamento para ver si había diferencias con las razas peligrosas. Los resultados encontrados no mostraron diferencias significativas entre los golden retriever y los perros de las razas consideradas peligrosas, cuando eran sometidos al test estandarizado de temperamento.
Como consecuencia de este estudio, la ley de Baja Sajonia fue modificada y se eliminaron las listas de razas peligrosas, ya que se mostró que no existen bases científicas para su existencia.
Estudios científicos que apoyan las leyes para razas peligrosas
La cara opuesta son los reportes y estudios que sugieren que las leyes para razas peligrosas han logrado reducir los ataques de perros, especialmente los ataques severos y fatales. Sin embargo, la mayoría de estos reportes son poco confiables ya que no se basan en datos concretos sino en la percepción de unas pocas personas. En otros casos, se trata de reportes sesgados que muestran sólo parte de la información.
Por ejemplo, muchos informes no científicos que defienden la utilidad de estas leyes indican que la cantidad de ataques de perros pitbull han disminuido después de implementarse la prohibición de tener estos perros. Lo que no mencionan esos reportes es qué ocurre con los ataques de perros en general. Es lógico que si hay menos perros pitbull habrá menos ataques de perros pitbull, pero ¿esto reduce los ataques de perros en general?
Presentar informes de ese tipo es engañoso, ya que se sugiere que el problema de ataques de perros solamente es causado por perros tipo pitbull, cuando existen datos de ataques severos y fatales causados por perros de otras razas. Por tanto, informes de ese tipo no sólo engañan, sino que impiden abordar el verdadero problema.
Por otro lado, existen estudios científicos que pretenden mostrar la eficacia de estas leyes. Lastimosamente, hasta ahora ninguno de esos estudios ha logrado su propósito de manera convincente, ya que los datos que recogen suelen indicar que no hay reducción en los ataques de perros después de la implementación de leyes específicas para razas peligrosas. Entonces, muchas veces se usan estadísticas rebuscadas y especulaciones para concluir que las leyes funcionan, aún cuando los datos dicen lo contrario.
El siguiente artículo es representativo de este problema:
Este estudio concluye que la legislación específica para razas consideradas peligrosas puede haber disminuido la incidencia de hospitalizaciones debidas a mordidas de perros en la provincia canadiense de Manitoba, y que la ley parece ser más efectiva en proteger a personas de menos de 20 años de edad.
Sin embargo, al revisar el artículo, uno se encuentra con que la incidencia antes y después de la implementación de las leyes no cambia. En el mismo artículo se indica explícitamente que "En jurisdicciones con BSL (leyes específicas para razas), no se encontraron diferencias significativas en la incidencia de hospitalizaciones causadas por mordidas de perros entre el período anterior y posterior a la implementación de la BSL".
En otras palabras, los resultados que obtuvieron no concuerdan con las conclusiones a las que llegan. Más aún, al observar las tablas de resultados se ve que en las ciudades que implementaron las leyes para razas peligrosas, el número de hospitalizaciones por ataques de perros aumentó de 144 a 331.
En el afán de encontrar una diferencia significativa, los autores comparan la incidencia de hospitalizaciones entre ciudades de Manitoba que implementaron leyes específicas para razas peligrosas con ciudades que no lo hicieron. La comparación que hacen no es adecuada, ya que se compara un área urbana densamente poblada con áreas rurales mucho menos pobladas. Esto de por sí significa que el estudio debe tomarse con mucha cautela, pero ni aún haciendo esa comparación se consiguen diferencias significativas.
Es decir que las leyes implementadas no tienen efecto sobre la incidencia de hospitalizaciones causadas por mordidas de perros. Lo que sí muestran los resultados es una diferencia evidente y significativa en la incidencia de hospitalizaciones entre áreas urbanas y áreas rurales.
El último aspecto que se analiza en este estudio es si existe una reducción en la incidencia de hospitalizaciones por mordidas de perros en el grupo etáreo menor a 20 años. Sin embargo, los autores excluyen del análisis a los niños desde 0 a 2 años, sin dar una razón para ello. En otros estudios se sugiere que este grupo es muy propenso a mordidas que requieren hospitalización, por lo que es extraño que se lo excluya del análisis estadístico.
Con este último análisis, y comparando entre ciudades de diferentes tamaños poblacionales, los autores concluyen que las leyes han ayudado a reducir las hospitalizaciones de personas menores a 20 años. Sin embargo, al ver los datos suplementarios que solamente se presentan online, es evidente que no existen diferencias significativas en el segmento excluido (0 - 2 años de edad).
En resumen, el estudio presenta conclusiones que no corresponden a los resultados y que dan una imagen incorrecta de la realidad.
Lastimosamente este tipo de incongruencias es común en estudios que pretenden demostrar la eficacia de las leyes específicas para razas peligrosas. Por tanto, los artículos científicos que defienden esta posición no son concluyentes y no tienen suficiente fuerza para validar la eficacia de estas leyes.
¿Entonces las leyes específicas para razas peligrosas no sirven?
Hasta ahora los estudios más serios indican que estas leyes no sirven para reducir los ataques de perros y, por tanto, no brindan mayor seguridad a la comunidad. Si bien esto no significa que los opositores a estas leyes tengan la última palabra, es algo que las autoridades debieran tomar en cuenta para buscar otras alternativas.
Es importante que tanto autoridades como medios de comunicación empiecen a buscar información seria sobre este tema y no se dejen llevar por las especulaciones sobre tal o cual raza. Sólo así se podrá en algún momento ejecutar medidas que sí tengan efectos reales y ayuden a proteger a la población, al mismo tiempo que se mantiene la relación entre perros y humanos.
Existen propuestas alternativas a las leyes para razas peligrosas que bien podrían reducir el riesgo que representan algunos perros y que parecen ser eficaces. El caso de Calgary es un ejemplo que tal vez podría copiarse en otros lugares.
- See more at: http://www.deperros.org/razas/p/resultados-leyes-razas-peligrosas.html#sthash.2YwzpCtE.dpuf

Más allá de las especulaciones y argumentos a favor y en contra de las leyes específicas para razas peligrosas, lo importante es ver si dichas leyes cumplen su propósito.
Evaluar esto debiera ser sencillo en la actualidad, ya que la legislación específica para razas peligrosas está vigente en varias ciudades del mundo desde hace varios años. Entonces, bastaría con ver si la cantidad de ataques de perros ha disminuido desde la aplicación de las leyes.
Cuando se han hecho seguimientos y estudios científicos de la eficacia de estas leyes, se ha encontrado que las mismas no disminuyen la tasa de ataques de perros. Es decir que no sirven.
En países tan distintos entre sí como España, Italia, Gran Bretaña, Holanda, Canadá y Estados Unidos se ha visto que las tasas de ataques de perros a personas no ha disminuido después de implementar leyes que prohíben o condicionan la tenencia de una o unas pocas razas consideradas peligrosas.
En consideración de esos datos, Italia y Holanda han abolido las leyes contra razas consideradas peligrosas y han implementado leyes que responsabilizan a los propietarios por las conductas de sus perros, sean de la raza que sean. También han implementado programas educativos que promueven maneras seguras de interactuar con los perros.
Por otro lado, la ciudad canadiense de Calgary ha logrado disminuir los ataques de perros de manera considerable sin implementar leyes contra ninguna raza. Esa ciudad logró reducir las mordidas de perros de 621 en 1985 a 102 en 2010. Esto se logró mediante un programa educativo que promueve el adiestramiento canino y la tenencia responsable de perros, además de leyes que sancionan la tenencia irresponsable sin importar de qué raza se trate.
A pesar de los fracasos evidentes de la legislación específica para razas peligrosas y del éxito de sistemas que promueven la tenencia responsable y sancionan la tenencia irresponsable, las leyes que prohíben determinadas razas siguen vigentes en muchas partes del mundo.
Lastimosamente, la negación de los datos solamente brinda chivos expiatorios, generalmente los perros pitbull, e impide encontrar una solución real al problema de los ataques de perros.

Estudios científicos que muestran la ineficacia de las leyes para razas peligrosas

La mayoría de los estudios científicos sobre este tema muestra que no sirve de nada prohibir o condicionar la tenencia de algunas razas consideradas peligrosas. Al mismo tiempo, muchos de estos estudios muestran que los factores más relacionados con los ataques de perros son la reducida socialización, experiencia temprana, herencia, adiestramiento, sexo y estado reproductivo.
Entre los estudios más representativos se encuentran los siguientes:
1. Klaassen, B., Buckley, J.R., Esmail, A., 1996. Does the Dangerous Dogs Act protect against animal attacks: a prospective study of mammalian bites in the Accident and Emergency department. Injury 27, 89-91.
Los autores investigaron la eficacia de la normativa sobre perros peligrosos implementada en 1991 en el Reino Unido. Entre sus conclusiones se encuentran que las razas consideradas peligrosas por la ley solamente contribuyen a una pequeña proporción de mordidas. Además, concluyen que la ley no tiene mayor impacto en la tasa de mordidas de perros y que no sirve de mucho para proteger a la gente.
2. Collier, S., 2006. Breed-specific legislation and the pit bull terrier: Are the laws justified? Journal of Veterinary Behavior 1, 17-22.
En este artículo el autor hace una revisión histórica de datos y leyes que prohíben la tenencia de perros pitbull, concentrándose en la situación australiana. El artículo muestra que las leyes contra razas específicas no pueden solucionar el problema de los ataques caninos y que la participación del pitbull en estos ataques es muy baja.
3. Rosado, B., García-Belenguer, S., León, M. Palacio, J., 2007. Spanish dangerous animals act: Effect on the epidemiology of dog bites. Journal of Veterinary Behavior 2, 166-174.
En este estudio los autores demuestran que la normativa española que condiciona la tenencia de ciertas razas (RD 287/2002) no tuvo mayor efecto en la epidemiología de las mordeduras de perros.
Este estudio también encontró que las razas consideradas peligrosas por la ley (Staffordshire bull terrier, American Staffordshire terrier, rottweiler, dogo argentino, fila brasilero, tosa inu y akita inu) estuvieron involucradas en un porcentaje bajo de ataques, tanto antes como después de la implementación de la norma. Además, encontró que la tasa de ataques de perros en áreas rurales poco pobladas es mayor que en áreas urbanas densamente pobladas.
4. Ott, S.A., Schalke, E., von Gaertner, A.M., Hackbarth, H., 2007. Is there a difference? Comparison of golden retrievers and dogs affected by breed-specific legislation regarding aggressive behavior. Journal of Veterinary Behavior 3, 134 - 140.
Entre 2000 y 2002 se impusieron normativas específicas para algunas razas de perros en Baja Sajonia, Alemania. Los perros de determinadas razas debían pasar un test estandarizado de temperamento para no ser considerados peligrosos por la ley.
Los autores de este estudio sometieron a un grupo de perros golden retriever, que no son considerados peligrosos por la ley, al mismo test de temperamento para ver si había diferencias con las razas peligrosas. Los resultados encontrados no mostraron diferencias significativas entre los golden retriever y los perros de las razas consideradas peligrosas, cuando eran sometidos al test estandarizado de temperamento.
Como consecuencia de este estudio, la ley de Baja Sajonia fue modificada y se eliminaron las listas de razas peligrosas, ya que se mostró que no existen bases científicas para su existencia.

Estudios científicos que apoyan las leyes para razas peligrosas

La cara opuesta son los reportes y estudios que sugieren que las leyes para razas peligrosas han logrado reducir los ataques de perros, especialmente los ataques severos y fatales. Sin embargo, la mayoría de estos reportes son poco confiables ya que no se basan en datos concretos sino en la percepción de unas pocas personas. En otros casos, se trata de reportes sesgados que muestran sólo parte de la información.
Por ejemplo, muchos informes no científicos que defienden la utilidad de estas leyes indican que la cantidad de ataques de perros pitbull han disminuido después de implementarse la prohibición de tener estos perros. Lo que no mencionan esos reportes es qué ocurre con los ataques de perros en general. Es lógico que si hay menos perros pitbull habrá menos ataques de perros pitbull, pero ¿esto reduce los ataques de perros en general?
Presentar informes de ese tipo es engañoso, ya que se sugiere que el problema de ataques de perros solamente es causado por perros tipo pitbull, cuando existen datos de ataques severos y fatales causados por perros de otras razas. Por tanto, informes de ese tipo no sólo engañan, sino que impiden abordar el verdadero problema.
Por otro lado, existen estudios científicos que pretenden mostrar la eficacia de estas leyes. Lastimosamente, hasta ahora ninguno de esos estudios ha logrado su propósito de manera convincente, ya que los datos que recogen suelen indicar que no hay reducción en los ataques de perros después de la implementación de leyes específicas para razas peligrosas. Entonces, muchas veces se usan estadísticas rebuscadas y especulaciones para concluir que las leyes funcionan, aún cuando los datos dicen lo contrario.
El siguiente artículo es representativo de este problema:
Raghavan, M., Martens, P.J., Chateay, D., Burchill, C., 2012. Effectiveness of breed-specific legislation in decreasing the incidence of dog-bite injury hospitalizations in people in the Canadian province of Manitoba. Injury Prevention, 18(3).
Este estudio concluye que la legislación específica para razas consideradas peligrosas puede haber disminuido la incidencia de hospitalizaciones debidas a mordidas de perros en la provincia canadiense de Manitoba, y que la ley parece ser más efectiva en proteger a personas de menos de 20 años de edad.
Sin embargo, al revisar el artículo, uno se encuentra con que la incidencia antes y después de la implementación de las leyes no cambia. En el mismo artículo se indica explícitamente que "En jurisdicciones con BSL (leyes específicas para razas), no se encontraron diferencias significativas en la incidencia de hospitalizaciones causadas por mordidas de perros entre el período anterior y posterior a la implementación de la BSL".
En otras palabras, los resultados que obtuvieron no concuerdan con las conclusiones a las que llegan. Más aún, al observar las tablas de resultados se ve que en las ciudades que implementaron las leyes para razas peligrosas, el número de hospitalizaciones por ataques de perros aumentó de 144 a 331.
En el afán de encontrar una diferencia significativa, los autores comparan la incidencia de hospitalizaciones entre ciudades de Manitoba que implementaron leyes específicas para razas peligrosas con ciudades que no lo hicieron. La comparación que hacen no es adecuada, ya que se compara un área urbana densamente poblada con áreas rurales mucho menos pobladas. Esto de por sí significa que el estudio debe tomarse con mucha cautela, pero ni aún haciendo esa comparación se consiguen diferencias significativas.
Es decir que las leyes implementadas no tienen efecto sobre la incidencia de hospitalizaciones causadas por mordidas de perros. Lo que sí muestran los resultados es una diferencia evidente y significativa en la incidencia de hospitalizaciones entre áreas urbanas y áreas rurales.
El último aspecto que se analiza en este estudio es si existe una reducción en la incidencia de hospitalizaciones por mordidas de perros en el grupo etáreo menor a 20 años. Sin embargo, los autores excluyen del análisis a los niños desde 0 a 2 años, sin dar una razón para ello. En otros estudios se sugiere que este grupo es muy propenso a mordidas que requieren hospitalización, por lo que es extraño que se lo excluya del análisis estadístico.
Con este último análisis, y comparando entre ciudades de diferentes tamaños poblacionales, los autores concluyen que las leyes han ayudado a reducir las hospitalizaciones de personas menores a 20 años. Sin embargo, al ver los datos suplementarios que solamente se presentan online, es evidente que no existen diferencias significativas en el segmento excluido (0 - 2 años de edad).
En resumen, el estudio presenta conclusiones que no corresponden a los resultados y que dan una imagen incorrecta de la realidad.
Lastimosamente este tipo de incongruencias es común en estudios que pretenden demostrar la eficacia de las leyes específicas para razas peligrosas. Por tanto, los artículos científicos que defienden esta posición no son concluyentes y no tienen suficiente fuerza para validar la eficacia de estas leyes.

¿Entonces las leyes específicas para razas peligrosas no sirven?

Hasta ahora los estudios más serios indican que estas leyes no sirven para reducir los ataques de perros y, por tanto, no brindan mayor seguridad a la comunidad. Si bien esto no significa que los opositores a estas leyes tengan la última palabra, es algo que las autoridades debieran tomar en cuenta para buscar otras alternativas.
Es importante que tanto autoridades como medios de comunicación empiecen a buscar información seria sobre este tema y no se dejen llevar por las especulaciones sobre tal o cual raza. Sólo así se podrá en algún momento ejecutar medidas que sí tengan efectos reales y ayuden a proteger a la población, al mismo tiempo que se mantiene la relación entre perros y humanos.
Existen propuestas alternativas a las leyes para razas peligrosas que bien podrían reducir el riesgo que representan algunos perros y que parecen ser eficaces. El caso de Calgary es un ejemplo que tal vez podría copiarse en otros lugares.
- See more at: http://www.deperros.org/razas/p/resultados-leyes-razas-peligrosas.html#sthash.2YwzpCtE.dpuf